Ligamento cruzado anterior: una patología, muchas técnicas posibles.

Mi perro cojea de la extremidad trasera, ¿qué hago ahora?

Julio 14, 2019

E n nuestra Comunidad siempre hace buen tiempo para salir a pasear con nuestros mejores amigos: senderismo, playa, ríos, parques son nuestros sitios favoritos para jugar con ellos al aire libre.

Una posible consecuencia de un juego demasiado brusco puede ser la rotura del ligamento cruzado anterior (LCA). El LCA es el ligamento que mayor estabilidad le proporciona a la rodilla, limitando la rotación interna y el desplazamiento craneal (hacia delante) de la tibia. Cuando hay una rotura total o parcial de esta estructura nuestros amigos normalmente no quieren cargar peso en la extremidad afectada y mantienen una cojera sin apoyo o un apoyo "de puntillas".

Otras pistas que nos pueden hacer sospechar de esta rotura es una flexión incompleta de la rodilla cuando están sentados, desplazando la rodilla hacia el exterior. Pueden verse afectados los meniscos y el cojinete adiposo de la rodilla, con un aumento del líquido sinovial por la inflamación.

Existen diversas causas que desencadenan la rotura del LCA además de un traumatismo como puede ser que el animal sea positivo a Leishmaniosis (la inflamación de la articulación por el depósito de inmunocomplejos debilita las fibras del colágeno del ligamento), un animal que padezca una artritis séptica o procesos degenerativos.

No hay razas con mayor predisposición sin embargo si que hay un aumento de roturas del LCA en animales que presentan luxación de rótula (ejemplo Yorkshire Terrier) o un apoyo en extensión de la rodilla (como los Shar-Pei, Bóxer o Akita Inu).

El diagnóstico se lleva a cabo por la presentación aguda de la cojera, dolor en la palpación y test como la compresión tibial o la prueba de "cajón". La radiografía nos ayudará a confirmar el diagnóstico. En algunos casos el uso de la artroscopia va a estar indicado para visualizar la lesión y alteraciones de los meniscos.

En cuanto al tratamiento, habitualmente suele ser quirúrgico. Existen diversas técnicas que escogeremos en función del peso, grado de actividad, carácter del animal, edad entre otros. Las técnicas más empleadas son la técnica extra-capsular, TTA (avance de la tuberosidad tibial), TPLO (osteotomía niveladora del plato tibial), CTWO (tibial wedge ostectomy)...

En nuestra clínica somos especialistas en traumatología y ortopedia veterinaria por lo que ofrecemos todas las técnicas. Cada caso se estudia minuciosamente de manera individual para conseguir una rápida recuperación y funcionalidad de la extremidad afectada, consiguiendo que los animales puedan recuperar su actividad habitual.

Si tu perro cojea, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!


OTRAS ENTRADAS

golpe de calor
Julio 08, 2019

Golpe de calor.

Durante la última semana hemos sufrido unas altí ...

.
Marzo 31, 2019

¿Qué debe comer mi perro?

Muchos de vosotros nos preguntáis por la alimenta ...

Dr. Andrew MARCHEVSKY
Febrero 07, 2019

Mi experiencia como veterinaria en Australia

Buenas tardes amigos, clientes y compañeros Como ...

Veterinario Online

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más info